Culturas urbanas y comunidades virtuales

Spambots y spammers: ¿Qué son?


Se denomina SPAM a toda la publicidad no deseada y contenido basura que hay en Internet. Este spam es generado por spambots y spammers, que buscan obtener beneficio de manera ilícita. De ellos vamos a hablar ahora:

· Definición de spambot: Los spambots son bots programados para mandar un determinado spam de forma automática. Por ejemplo, pueden ser programados para enviar  correos basura a una lista de direcciones, para comentar en blogs o para escribir en foros. Los spambots son creados por programadores y crackers que buscan obtener beneficio por medio del envío de publicidad no deseada, de contenido fraudulento, de estafas online o de otros contenidos que no aportan ninguna utilidad para los usuarios que reciben el spam.

· Definición de spammer: Los spammers son personas que se dedican a mandar spam en foros, chats, videojuegos, etc…  La diferencia entre un spambot y un spammer es que, mientras que el primero es un robot (un software no humano), el segundo es una persona. Por ello, los spammers son más difíciles de detectar y de impedir que  entren en las comunidades online.

· Origen del spam: El origen del spam ha venido de la mano de Internet. El funcionamiento del email y de las webs públicas sin censuras ni controles previos, hace que sea muy fácil enviar spam masivamente con contenidos publicitarios o fraudes, que los usuarios con pocos conocimientos pueden confundir con contenido legítimo.

· Tipos de spam: Te ofrecemos varias formas de clasificar el spam:

Según el lugar a donde se envía:

  • Correo no deseado en el email.
  • Mensajes en foros y chats.
  • Mensajes en comentarios de blogs, portales web y redes sociales.
  • En videojuegos multijugador.
  • En programas y aplicaciones: Hay aplicaciones gratuitas que cuando se instalan aprovechan para instalar virus y malware en el ordenador del usuario. Este malware puede insertar publicidad en el ordenador, robar información, ralentizar el dispositivo, etc.


Según el contenido: Publicidad no deseada, emails fraudulentos e intentos de estafas online, emails que suplantan la identidad de otras personas (pishing), envio de virus, troyanos o de otras amenazas, etc.

Según su finalidad:

  • Spam inofensivo que únicamente quiere hacer publicidad de una página web o de una empresa.
  • Spam peligroso que busca estafar a los usuarios que lo reciben. Para ello puede intentar robar la cuenta bancaria del usuario, ofrecer ofertas falsa, intentar instalar un virus o un troyano para tomar el control del ordenador de su objetivo, amenazar al usuario con difundir información sensible que ha robado previamente, etc.


· Cómo se lucha contra el spam: La legislación de la mayoría de países prohíbe la publicidad no deseada. Por ejemplo, en España está prohibido mandar correos electrónicos con contenido comercial salvo que el destinatario preste previamente su consentimiento, o tenga una relación contractual previa con la empresa que emite la publicidad.

No obstante, muchas empresas no hacen caso de la legislación y abusan del spam, colapsando los emails y los portales web con mensajes publicitarios. Para evitarlos, existen filtros de spam que borran automáticamente el contenido dudoso cuando detectan que su origen o su contenido es dudoso.

Otra forma de evitar el spam es por medio de preguntas de seguridad y capchas, diseñados para que los spambots no puedan entenderlos y que por lo tanto no sepan responder. No obstante, este tipo de filtros no sirve para evitar los spammers.

· ¿Qué puedo hacer para dejar de recibir spam?
En el caso de España, hay varias leyes dedicadas a regular el comercio electrónico y evitar la publicidad no deseada:

El envío de mensajes comerciales sin el consentimiento previo está prohibido por la legislación española, tanto por la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información (a consecuencia de la transposición de la Directiva 31/2000/CE) como por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos.
La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, en su artículo 21.1 prohíbe de forma expresa el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas. Es decir, se desautorizan las comunicaciones dirigidas a la promoción directa o indirecta de los bienes y servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional, si bien esta prohibición encuentra la excepción en el segundo párrafo del artículo, que autoriza el envío cuando exista una relación contractual previa y se refiera a productos similares. De este modo, el envío de comunicaciones comerciales no solicitadas puede constituir una infracción leve o grave de la LSSI. 
Además de suponer una infracción a la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, la práctica del Spam puede significar una vulneración del derecho a la intimidad y el incumplimiento de la legislación sobre protección de datos, ya que hay que tener en cuenta que la dirección de correo electrónico puede ser considerada como dato de carácter personal. 

Puedes informarte de la legislación actual en la web de la Agencia Española de Protección de Datos. (+info aquí)





Ver también: crackers, bots, piratas informáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Puedes aportar información, opiniones y sugerencias aquí.

(Nota: Insultos o spam será eliminado).